El retoque fotográfico

686 49 90 86
El retoque fotográfico

Cuando contratamos los servicios de un fotógrafo de eventos en Zaragoza no solo esperamos que dispare varias fotos con su cámara y nos entregue un álbum. Gracias a las nuevas tecnologías y a las aplicaciones digitales tenemos un sinfín de posibilidades para retocar nuestras fotos y que sean diferentes y originales.

Cualquier fotógrafo de eventos en Zaragoza sabe que sus clientes cada vez son más exigentes y, en consecuencia, la calidad del producto ha de estar a la altura. Aquí te contamos en qué consiste el retoque fotográfico y qué ventajas y cualidades aportan a cualquier reportaje.

Para empezar, es común pensar que retocar y modificar digitalmente es lo mismo, pero no es así. El retoque se basa en mejorar la fotografía y corregir errores. Modificar, sin embargo, implica poner o quitar elementos de la foto (como si en un retrato le ponemos un sombrero a la persona cuando en realidad no lo llevaba) o cambiamos algo que estaba en la foto (por ejemplo, si eliminamos imperfecciones de la piel de una modelo a la que hemos fotografiado).

En ambos casos se está alterando la imagen, pero no en el mismo sentido. El retoque fotográfico trata de mejorar la foto manteniendo la realidad en la que fue tomada, sin elementos artificiales.

Gracias al retoque fotográfico, podemos hacer que una foto luzca como en nuestra vista. Es evidente que ninguna cámara puede llegar a captar los mismos colores, tonalidad, luz y viveza que nuestros ojos. La utilización de programas específicos nos permite cambiar la luz o el contraste, eliminar el ruido y crear el ambiente que sentimos cuando vimos ese paisaje o esa puesta de sol pero que, desgraciadamente, nuestra cámara no pudo captar con todo detalle.

En Cultus nos esforzamos cada día por mejorar y ofrecerte los mejores avances para que tus reportajes sean como siempre soñaste.